ilog!ca


Creer abre puertas. Construye puentes. Hace que el esfuerzo tenga la energia que se necesita para hacer que los sueños se conviertan en una verdad latente.
Formamos una agencia de Diseño que se anima a cualquier desafio. Para esto fuimos diseñados. Esta es nuestra actitud.

Posted by
::.. ilog!ca :::..

More

Servicios



Publicidad:
Creatividad Publicitaria y Gestión de Medios
Audio-Visual, (TV, Radio y Cine)
Spot`s Publicitarios

Diseño:
Diseño Gráfico y Diseño Web
SEO Posicionamiento Web
Diseño de Indumentaria
Marketing Empresarial

Relaciones Públicas e Institucionales:
Planificación y Gestión de Proyectos
Comunicación Interna y Externa
Organización de Eventos

Posted by
::.. ilog!ca :::..

More

Contacto

ilogica@live.com (0381) 15-5006266

Posted by
::.. ilog!ca :::..

More

Libera tu Potencial


Inspiración

¿Sos una persona creativa, a la que siempre se le ocurre alguna idea
brillante? ¿Sos una persona práctica, con los pies bien puestos sobre la
tierra, que siempre hace bien su trabajo? Independientemente del tipo de
persona que seas, si deseas manejar un negocio exitoso deberás
aprender a usar tu imaginación para solucionar problemas. Los negocios
consisten justamente en solucionar problemas - es por ello que la gente
paga dinero por productos y servicios. Aunque unas personas lo hacen
mejor que otras, existen métodos para mejorar su capacidad de encontrar
las soluciones adecuadas.
El cambio estimula la imaginación. Si visitas distintas personas y lugares,
podrías descubrir ideas ya probadas que tus vecinos no conocen. El
cambio también ayuda a desarrollar nuevas formas de pensar. Ayuda a
que las nuevas ideas fluyan y amplía su percepción de lo que es posible.
No es necesario que viajes al otro extremo del mundo; el estímulo podés
obtenerlo de la simple variación de su rutina. Esforzate por conocer
distintos tipos de personas, salí a dar un paseo por el campo, o
simplemente visita otra ciudad.

Transpiración

Todos hemos escuchado acerca de ideas de negocio inusuales. Sin
embargo, con frecuencia las cosas simples funcionan mejor, especialmente
si no tenés una gran experiencia en los negocios. Una empresa compleja
de alta tecnología suena atractiva, pero podría implicar miles de problemas
de gestión con los cuales no podrás lidiar. Puede simplificarse la vida
aprendiendo lo básico acerca de la administración de negocios antes de
pensar en crecer.
La mayor desventaja de las ideas comunes es que probablemente otras
personas de tu área ya están haciendo algo similar. Podría ser difícil
atraer suficientes clientes para que el negocio sea rentable. Adquirir un
local comercial es una de las formas más fáciles de entrar en el mundo
empresarial, pero con frecuencia los locales se venden porque ya no son
viables.

Interesate

Es una buena idea hacer algo por lo que siente interés. Muchos negocios
exitosos se basan en hobbies, como la pesca deportiva, la fotografía o la
restauración de antigüedades. En los inicios, tendrás que "comer, dormir y
respirar" el negocio - es una gran ventaja saber que no te vas a aburrir.
También tenés que entender a tus clientes, de manera que será muy útil
conocer a unas pocas personas que compartan tus intereses.

Ingreso fácil - salida fácil

No comprometas mucho con demasiada rapidez. Si el negocio requiere
de mucho dinero para empezar a funcionar, podrías estar corriendo un
riesgo demasiado alto. Si no estás seguro, es mejor decidirte por algo que
no involucre la adquisición de equipo o material costoso. Un servicio de
peluquería a domicilio sólo requiere de un equipo básico y de transporte.
Un periodista independiente sólo necesita un escritorio, un procesador de
texto y un teléfono. Si necesitás invertir mucho dinero, ¿podrás recuperarlo
fácilmente en caso que el negocio no funcione? Si surgen problemas, un
local comercial o una camioneta siempre pueden venderse.

Tormenta de ideas

Una forma de abrir tu mente es recurrir al método de "tormenta de ideas".
Sí, suena un tanto esotérico, pero es un método comprobado para
generar ideas y es ampliamente aplicado en el mundo de los negocios.
La tormenta de ideas es un enfoque que te ayuda a hacer aflorar todas
esas ideas que están latentes en alguna parte de tu cerebro.
Podés realizar una tormenta de ideas con tus amigos o con tu consejero
comercial. La participación de otras personas contribuye a crear una
atmósfera y una dinámica propicia para concebir una idea tras otra.
También podés hacerlo solo. ¿Por qué no intentarlo ahora?

• Buscá lápiz y papel, o un pizarrón.
• Abrí tu mente y anotá todas las ideas que se te ocurran para iniciar un
negocio.
• Deja que tus pensamientos fluyan en todas las direcciones posibles;
paseate por la habitación, hablá con vos mismo, pegá cosas en las
paredes.
• ¡No dejes de pensar!
• ¡No descartes ninguna cosa por poco práctica que te parezca;
de hecho, mientras más descabellada la idea, mejor!
• Sé positivo, no te deprimas; ¡sos capaz de hacerlo!
• Detenéte después de diez minutos, y usá un lápiz de otro color para
analizar tus ideas.
• ¿Cuáles son prácticas?
• ¿Cuáles se relacionan con otras ideas?
• ¿Cuáles podés desechar?
Si no se te ocurre nada, inténtalo otro día.
1. Hacé una tormenta de ideas ahora
¡Hacelo ahora! Si no tenés una idea para tu negocio, anotá todas las que se te ocurran,
usando las anteriores sugerencias. Si no se te ocurren ideas, pregúntate: ¿Qué hobbies
tengo? ¿Qué he hecho en el trabajo, en la universidad o en el colegio? ¿Detectás alguna
necesidad en tu barrio/ciudad? Si ya tenés una idea, profundízala pensando cómo podrías
aplicar esa idea en el sector manufacturero, de servicios o comercio.

¿Tenés una visión?

El ambiente que nos rodea cambia constantemente. A primera vista, los
cambios pueden parecer triviales, pero en el largo plazo pueden terminar
cambiando totalmente nuestra vida cotidiana y, a su vez, creando miles de
nuevas oportunidades de negocio. ¿Podés distinguir estas tendencias?
Mantené tus ojos puestos en el futuro. Lo que hoy parece una moda
pasajera, mañana puede ser un negocio multimillonario.
La gente cambia
A medida que las personas crecen, sus gustos cambian. Llegará el día en
que los adolescentes que hoy gastan todo su dinero en sí mismos se casen,
tengan hijos y compren una casa. Sus padres se transformarán en
jubilados y empezarán a gastar este dinero.
Las actitudes cambian
La comida chatarra es muy popular, pero hoy día muchas personas
prefieren una dieta más saludable. Las empresas que solían descargar sus
desechos en los ríos, ahora deben ofrecer productos "ecológicos" en los
supermercados para conservar a sus clientes.
Las tecnologías cambian
Gracias al microchip, hoy día una persona con un computador puede
realizar el trabajo que antiguamente hacía toda una oficina. La televisión
por cable ha cambiado la forma en que se comunican las personas y
también la forma en que hacen sus trámites bancarios y sus compras.
Los ambientes cambian
Los contratistas privados proporcionan hoy más servicios a nivel local que
nunca antes.

Simple pero sutil

Algunas personas parecen convertir en oro todo lo que tocan, como, por
ejemplo, Richard Branson, quien comenzó trabajando desde su casa y
ahora es dueño de un imperio comercial. Independientemente de si son
grandes o pequeños empresarios, todos ellos tienen algo en común.
Entienden las ideas básicas que mueven al mundo de los negocios: se
vende algo, se obtiene una utilidad y ésta se deposita en el banco.
¡Cualquiera puede hacerlo!

Un acto de equilibrio
Sí. En muchos sentidos es así de simple, pero también es muy sutil. Los
negocios consisten en equilibrar muchas cosas: saber lo que quiere el
cliente, saber que podemos darle lo que quiere, saber lo que cuesta
hacerlo. Cada aspecto por sí mismo es bastante sencillo, pero la suma de
ellos es lo complicado. El proceso completo debe vigilarse de cerca
porque es un desafío permanente. Si el equilibrio es correcto, ganás
dinero. Si es incorrecto, lo perdés.

• Cómo hacerlo
Existe una sola forma de saber si podés hacer que el truco funcione y esa
forma es haciéndolo. Naturalmente, deberás aprender más acerca de esas
ideas básicas y por ello es que es tan importante obtener la capacitación y
asesoría adecuadas. El mundo de los negocios no se asemeja para nada a
un curso académico en el cual la prueba decisiva es aprobar el examen
final. Muchos han logrado el éxito sin tener una educación formal.
El mejor enfoque es seguir capacitándose y buscando asesoría mientras se
establece el negocio. A esta acción algunos la llaman aprendizaje. De
este modo podés seleccionar las cosas que sean más relevantes para vos e
implementarlas inmediatamente. Muchos negocios nacientes olvidan
hacerlo argumentando que están muy ocupados - ¡estos son los primeros en
quebrar! Deberás obligarte a escuchar y a aprender todo el tiempo; es una
de las claves del éxito.

• Dar para recibir
Las características de las personas que optan la por independencia laboral
se relacionan en gran medida con el tipo de negocio que han elegido.
Una operación técnica compleja exige personas inteligentes y calificadas;
no así una idea de negocio simple (por ejemplo, una persona y una
camioneta de reparto). Hay negocios que se adaptan mejor a
personalidades temerarias y extrovertidas, y también hay muchos negocios
dirigidos por personas introvertidas y tímidas.
No existe un estereotipo único, pero la experiencia ha demostrado que los
trabajadores independientes exitosos comparten ciertas características de
personalidad. Las siguientes son algunas de esas características. ¿Qué
tipo de persona sos vos?
• Lógica, perceptiva, organizada, realista, responsable; te destacas por
ser un buen ejecutor.
• Extrovertida, segura de sí misma, atrevida.
• Comunicador; capaz de imponer tus puntos de vista.
• Sociable, buen líder; podés convencer a los demás en lugar de dejarte
convencer.
• Resuelta, decidida, independiente.
• Abierta - capaz de aceptar consejos.
• Flexible, adaptable.
• Oportunista, arriesgada, ambiciosa.
• Trabajadora, comprometida, decidida, del tipo "ejecutivo".
• Fuerte - ¡con frecuencia la mejor vara para medir a una persona exitosa
es su capacidad para asumir el fracaso!
• Individualista - no siente temor a destacarse entre el montón ni a la
opinión ajena.
• Creativa, imaginativa - siempre se le ocurren nuevas ideas.
El apoyo de la familia, si existe, es siempre importante; si no contás con él,
podés tener problemas. Tu familia también estará presionada y necesitarás
a alguien en quien apoyarte si las cosas se vuelven difíciles. Una de las
ventajas que tienen los jóvenes empresarios es que es menos probable que
tengan grandes compromisos familiares - niños a quienes educar o una
hipoteca que pagar - y por lo mismo están en una mejor posición para
asumir un riesgo calculado.

La recompensa
Si es tan difícil, ¿por qué hacerlo? Al igual que muchas otras cosas,
mientras más difícil sea, mayor será la satisfacción que obtendrás al
hacerlo. Estudios recientes demuestran que entre las muchas recompensas
están las siguientes:
• Independencia. Ser tu propio jefe, a cargo de tu propio futuro, produce
una gran satisfacción. También impresiona al resto de la gente.
• Satisfacción laboral. Entregar un servicio de calidad a tus clientes
produce una gran satisfacción - y podés hacerlo como mejor te
parezca. Por lo general, estás haciendo algo que te agrada y
conocerás a otras personas que tienen el mismo interés.
• Logro y éxito. Si podés hacer que funcione bien, habrás logrado algo
importante en tu vida. De paso, podés ganar mucho dinero.
• Desarrollo personal. Las oportunidades para crecer y desarrollarse
como persona son enormes. Los empresarios jóvenes reciben con
frecuencia ofertas de trabajo para cargos gerenciales, ¡los que muchas
veces rechazan!

¿Qué tenés vos que ofrecer?
Iniciar un negocio no es un trabajo cualquiera: es una empresa, una
aventura y, con frecuencia, una decisión única en la vida. Te encontrarás
en cientos de situaciones nuevas y difíciles. Tu futuro está en tus propias
manos. ¿Podés confiarte esta responsabilidad? ¿Te entregarás por
completo a esta empresa?
Vos tenés una imagen de vos mismo. Tus padres, amigos, colegas, jefe o
profesores pueden tener una imagen totalmente distinta. Puede que no
estés de acuerdo con esa imagen y las demás personas tengan sus propias
razones para encasillarte en ese papel especifico. A pesar de todo,
¿tienen algo de razón para verte de ese modo? No es fácil tener una
imagen real de uno mismo. Pero debes intentarlo. Aplicá las siguientes
pautas:
• Sé honesto. No te estás vendiendo a un empleador. No tiene sentido
engañar a nadie. Enfrentá la realidad y reconocé tu verdadero yo, no
lo que desearías ser. Si crees que no estás preparado para la
independencia laboral, tal vez lo estés en unos cuantos años, cuando
tengas más experiencia y calificaciones.
• Solicitá opiniones. Los demás tienen una visión distinta de vos.
Conversá con tu consejero comercial o vocacional, o con tus mejores
amigos. Tratá de obtener distintas opiniones. Intentá distinguir
cuándo los demás tienen la razón (aunque te sientas incómodo) y
cuándo solo están tratando de encasillarte dentro de una imagen que a
ellos les conviene. Con frecuencia, es una mezcla de ambas cosas. Si
tenés un socio, conversen sobre sus personas - si no confias
suficientemente en tu socio para hacer este ejercicio, ¡no deberías
pensar en iniciar un negocio con él!
• Demostrálo. Cada vez que te sea posible, buscá un ejemplo concreto
de la cualidad que has identificado en vos mismo. Si crees que sos un
buen organizador, ¿qué has organizado? Considerá todos los
aspectos de tu vida, no sólo tu experiencia laboral y calificaciones
profesionales.

• Guardá notas. Todos, jóvenes y viejos, debemos tener un archivo
personal. Es útil como elemento de planificación y también para
postular a trabajos. Lo más entretenido de una empresa es que te
ayude a crecer y a desarrollarte como persona. Necesitás saber
exactamente quién sos, cuáles son tus fortalezas y debilidades, qué es
lo que te falta por aprender. También necesitarás esta información
para preparar tu plan de negocios.
• Prepará un perfil personal. Usá la siguiente lista de verificación para
crear una imagen de vos mismo.
Historia: ¿Cuáles son los hechos importantes de tu vida? ¿Qué te ha
sucedido?
Experiencia: ¿Qué has hecho? ¿De qué te enorgulleces, en el campo
laboral y social?
Personalidad: ¿Cómo sos? ¿Un personaje, un individuo, un ejecutor, un
conversador, un socializador?
Potencial: ¿Qué tenés en tu interior luchando por salir a la superficie?
¿Qué serías capaz de hacer si se te presentase la oportunidad?
Motivación: ¿Qué te motiva? ¿Qué deseas conseguir? ¿Qué cosas te
proporcionan satisfacción personal?

• ¿Qué deseas?
Muchas personas se lanzan a la independencia laboral por impulso o
porque sienten que no tienen otra alternativa. Esperan que esta
independencia les dé la posibilidad de tener un estilo de vida que no es
precisamente realista. Es posible que tengas todas las oportunidades y
habilidades, pero si ellas no corresponden a lo que deseas hacer, no tiene
sentido seguir adelante. Necesitarás mucha determinación para solucionar
los problemas que encontrarás en tu camino.
Si sabes perfectamente lo que deseas, entonces ya has recorrido buena
parte del camino hacia tu meta. Con frecuencia, las personas de éxito
afirman haber tenido una visión clara de lo que deseaban hacer, y que la
mantenían en mente todo el tiempo. Esa visión les proporcionaba la
determinación y orientación que necesitaban para lograr que sus deseos se
cumplieran. Como profesional independiente, necesitarás este tipo de fe;
no se trata de un trabajo cualquiera.

Propósito en la vida
¿Has pensado alguna vez cuál es tu propósito en la vida? No para
mañana ni para el próximo año, sino de toda tu vida. Al igual que la
aceptación de tu propia personalidad, esta es una pregunta muy difícil de
responder. A menudo decimos: "No sé; sólo quiero tomar las cosas a
medida que se vayan presentando". Ser capaz de, al menos, estimar lo
que buscamos es de gran ayuda para planificar a futuro. Es difícil, pero
definitivamente vale la pena. La pregunta es tan abrumadora que tal vez
debas desglosarla en áreas más pequeñas:
• Cosas: un lindo auto, vacaciones en Europa todos los años, una casa
grande, toneladas de dinero ...
• Cualidades: independencia, éxito, buenas acciones, satisfacción
laboral ...
• Social: respeto, fama, estátus ...

2. Propósito en la vida
Intentá contestarte estas preguntas. Sé específico. Si lo que deseas son toneladas
de dinero, intentá fijar una cantidad. Si lo que deseas es éxito, ¿qué es
específicamente lo que querés lograr? Una buena forma de plantar los pies
firmemente sobre la tierra es tratar de verte a una edad determinada. ¿Qué te ves
haciendo cuando tengas 25, 30, 35 ó 40 años? ¿Cuál es la imagen que tenés de
vos mismo en estas distintas etapas de su vida? Escribí lo que se te venga a la
mente.
Este es un ejercicio difícil y hasta puede resultar algo vergonzoso; pero
nadie más que vos lo verás, de modo que inténtalo. Con el tiempo, la lista
cambiará y te darás cuenta que de ella emergerá una visión más clara de
tus propósitos. Guardá la lista y léela con frecuencia. ¿Qué es lo más
importante para vos? ¿Es iniciar un negocio el medio adecuado para
lograr lo que deseas? Si pensas entrar al mundo empresarial con un socio,
¿concuerdan las expectativas de tu socio con las tuyas? ¿Tiene tu socio
una determinación igual a la tuya?

Capacidades
Muchas personas temen no reunir las competencias necesarias -
conocimientos, destrezas, actitudes - para iniciar su propio negocio. Pero
todos tenemos al menos una capacidad o habilidad para hacer algo.
Si ya tenés una idea de negocio, pensá por un momento acerca del
conocimiento que posees. Bien, necesitas aprender más acerca de cómo
dirigir una empresa en la realidad, pero esto es algo bastante fácil. Pensá
en las destrezas que tenés - tal vez de experiencias pasadas - tales como
habilidad para las ventas, para la producción o el diseño. Gran parte de
ellas pueden aprenderse en la práctica, a medida que avanza el negocio,
especialmente si implementás un programa sistemático de desarrollo
personal.
Tu actitud hacia "la vida, el universo y todo lo demás" puede ser uno de
los factores más importantes a la hora de decidir iniciar o no tu propio
negocio. Pensá por un momento qué actitudes podrían ser importantes;
luego, compará tu lista con la que se incluye a continuación:

Dispuesto
Automotivado
Positivo
Cree en sí mismo
Asequible
Consciente
Ambicioso
Organizado
Paciente
Perseverante
Seguro de sí mismo
Optimista
Trabajador
Determinado
Flexible
Tiene sentido del humor
Indulgente
Asertivo
Entusiasta
Con una gran vitalidad
Conoce sus limitaciones
Tenaz
Resuelto
Reconoce la importancia de la
calidad

¿Cuántas de estas actitudes tenés? No necesitas tenerlas todas. Podés
descubrir que tenés muchas de ellas, pero que nunca tuviste la necesidad
de ponerlas en práctica.

3. Autoevaluación
Podría serte útil evaluar tus habilidades para identificar las áreas en las que te desempeñas
bien y aquellas en que presentas vacíos, de manera que puedas planificar cómo mejorar las
áreas débiles.
Evaluáte con respecto a las siguientes habilidades:
Habilidades clave
Evaluar riesgos y actuar en
consecuencia
Comunicarse eficazmente con
una amplia gama de personas
Liderar y dirigir a otros
Trabajar con energía y
eficiencia sin supervisión
Trabajar con otras personas
Buscar y encontrar
oportunidades
Reunir información de una
amplia gama de fuentes
Usar la información para
adoptar decisiones
comerciales eficaces

4. ¿Sos capaz de hacerlo?
Ahora, pongamos todo el asunto en perspectiva. Prepará dos listas
tituladas "A favor" y "En contra". Reflexioná sobre lo que has leído en este
libro. Pensá nuevamente en aquellas cosas que haces bien. Pensá
también en las oportunidades - tu idea puede ser tan prometedora que
creas que vale la pena seguir adelante a pesar de las posibles desventajas.
Considerá además las necesidades y expectativas de tu familia y otras
personas. ¿Te brindarán apoyo?

• Conclusión
Con suerte, aún no has dejado de leer. Si es así, ya habrás decidido que
querés iniciar tu propio negocio. Significa un arduo trabajo, pero es un
buen entrenamiento para el trabajo todavía más arduo que te espera por
delante. Esperamos que también tendrás una idea sobre lo que deseas
hacer. No te preocupes si todavía es un poco vaga. Una vez que inicies
tu investigación de mercado, tendrás suficientes oportunidades para refinar
tus ideas y definir el área en la que puedas tener éxito.

Posted by
::.. ilog!ca :::..

More

Quienes Somos


ilòg!ca naciò con la idea de expresar lo que ya esta dentro de cada ser humano: LA CREATIVIDAD. Por eso sentimos la necesidad de desarrollar una nueva forma de imagen.

Nuestra visiòn de INNOVAR nos lleva a explotar al màximo el potencial que tenemos, procurando la exelencia en todo momento.
El propósito de :::.. ilòg!ca :::.. es lograr que nuestros clientes puedan comunicar sus proyectos con claridad, distinciòn y fuerza, impulsando con èxito su crecimiento. Teniendo siempre presente que se puede mejorar cualquier oferta conforme a sus posibilidades.

Nuestros servicios

•Diseño de Marca (branding): Marcas, logotipos, isotipos, manual de indentidad visual.

•Diseño Corporativo: identidad corporativa, papelería institucional (interna-externa) tarjetas personales, hojas y sobres membretados.

•Diseño Editorial: diseño de diarios, revistas, libros, guias, catalogos, brochures, boletines y plantillas.

•Diseño publicitario: afiches, anuncios en grafica, spots publicitarios, videos corporativos, folletos (flyers, teaser, díptico, tríptico, folders)

•Diseño de Carteleria: señaletica externa e interna, banners publicitarios, gigantografias, backlight (cartel con luz interior) frontlight (cartel con luz exterior)

•Arte en Vidrieras: diseño e instalación de vinilo con la mejor calidad en vinilos simples y microperforados.

•Diseño Web: web site, multimedia, banner, flash, 3D diseño de newsletters publicitarios. Rediseño web, servicio de hosting, programación y actualización.

Posted by
::.. ilog!ca :::..

More

Email

Se ha producido un error en este gadget.

Copyright © 2012 ilog!caTemplate by : UrangkuraiPowered by Blogger.Please upgrade to a Modern Browser.